Ciudades inteligentes, ciudades más seguras

Más que tendencia, es una necesidad que los sistemas públicos y privados estén intercomunicados con tecnologías de última generación para garantizar la seguridad y elevar el nivel de vida de la ciudadanía.

México es considerado el país latinoamericano con más ciudades smart. Aunque existen varias iniciativas para transformar más entornos urbanos en inteligentes, la Ciudad de México y Monterrey son las más avanzadas en esta materia, incluidas en los índices Smart Cities de EasyPark y Cities in Motion de la Escuela de Negocios IESE.

Asimismo, Tequila, Jalisco, está en proceso de convertirse en pueblo mágico inteligente gracias a su infraestructura de vanguardia basada en gobernanza, sostenibilidad, innovación, tecnología y accesibilidad.

De acuerdo con el informe Ciudades inteligentes: soluciones digitales para un futuro más habitable, realizado por McKinsey Global Institute, las ciudades pueden utilizar tecnologías inteligentes para mejorar entre 10 y 30% indicadores clave de la calidad de vida, lo cual se traduce en menos incidentes delictivos, tiempos de traslado y emisiones contaminantes, por mencionar algunos resultados.

Ciudades inteligentes es un concepto que tiene distintas acepciones. Algunos organismos calculan que para el año 2050, más de 70% de los habitantes estará ubicado en poblaciones urbanas, por lo que será crucial la gestión de transporte, sólidos urbanos, espacios, alumbrado público, por mencionar algunos servicios, y, por supuesto, la seguridad, sobre todo basada en una estrategia de prevención, resaltó Rodrigo Escamilla, BDM de Dahua México.

Para Miguel Arrañaga Alcántara, Director de Preventa en Hikvision México, las ciudades se vuelven inteligentes cuando sus habitantes se sienten no solo protegidos en su persona y bienes, sino que además su calidad de vida mejora.
 
“La videovigilancia como solución es una base muy importante, ya que es utilizada como parte medular del ‘sistema nervioso’ de la ciudad. Al implementar puntos de vigilancia, se dota a la metrópoli de información que después será usada para alimentar otros sistemas. Al tener imágenes de lo que ocurre en las calles, podemos obtener información adicional, como temperatura, clima, estadística de tráfico, avisos de emergencia policiaca y médica, entre muchas otras”, aseguró el directivo.

Esquema base
“Los equipos que proponemos para construir una ciudad inteligente son, en general, productos IP, por lo que es indispensable contar con la infraestructura de red idónea para el correcto funcionamiento de todo el sistema de seguridad electrónica”, indicó Néstor Ángeles, Ingeniero especialista de UNV en Tecnosinergia.
 

En un proyecto de smartcity los equipos deben cumplir con “estándares de interoperabilidad, como es el caso de ONVIF, para asegurarse que se puedan homologar diferentes marcas en una sola plataforma y con esto lograr que la operación sea más fácil”, acotó Ángeles.


En calles y avenidas, donde hay grandes volúmenes de vehículos, las cámaras UNV permiten a los agentes de policía mejorar el nivel de gestión del tráfico vehicular, además de admitir una fuerte supresión de la luz que puede producir una imagen clara de la matrícula; incluso si el objeto está en frente del vehículo por la noche, no sería bloqueado por una luz fuerte, describió el experto.
 
Este texto forma parte del reportaje publicado en la revista Seguridad TI, edición número 33, septiembre-octubre de 2019. Para consultar el contenido completo, visita nuestro paperless
Visto 240 veces Modificado por última vez en Martes, 01 Octubre 2019 16:52
Inicia sesión para enviar comentarios