La videoconferencia es para todos

Las pequeñas y medianas empresas no tienen por qué dejar fuera del negocio a la videoconferencia y todos sus beneficios… menos los canales.


Lo bueno: la videoconferencia dejó de ser ese costoso y complicado sistema utilizado en fastuosas salas de juntas de grandes corporaciones. Lo malo: no todas las empresas lo saben. Por esta razón, Boletín de la Computación aborda el tema para que los canales de distribución no dejen pasar la oportunidad de negocio que esta tecnología brinda.

Son sumamente conocidas las grandes ventajas que acompañan a la videoconferencia en el negocio: empleada para realizar sesiones de capacitación, juntas, demostraciones de producto, soporte, atención a clientes, colaboración remota y entrenamiento especializado, entre muchas otras actividades, esta tecnología permite a las empresas acortar distancias, reduciendo tiempos y costos; aumentar la productividad de sus equipos de trabajo, maximizando el tiempo de sus ejecutivos; brindar a proveedores y clientes una agilidad de respuesta incomparable, y fortalecer la participación activa de su personal, además de acelerar el proceso de toma de decisiones y resolución de problemas.

En reportes pasados, se hablaba de desventajas como el ser una tecnología extremadamente cara, que precisaba de espacios adecuados para su implementación, con grandes costos de mantenimiento e infraestructura, y que requería altos anchos de banda. Sin embargo, actualmente no tiene por qué ser así.

Hoy día, innovaciones como la Nube y la movilidad son opciones viables, de acuerdo con Andrea Valencia, analista de Telecomunicaciones de IDC México, quien indicó en entrevista que el actual abanico de posibilidades ha permitido que los costos puedan llegar a ser accesibles para las empresas.

Gracias a ello y a la modularidad que brindan los diferentes proveedores IT, la videoconferencia no es una implementación lejana a la pequeña y mediana empresa (PyME). A esto, se aúnan los avances tecnológicos que permiten a las compañías adoptar la videoconferencia en todos sus niveles, desde una implementación HD en salas de reuniones a bajo costo, hasta la extensión del uso de video a dispositivos personales. En este sentido, Valencia comentó que las soluciones llamadas Web RTC (siglas de Real Time Communications)  en las que los usuarios usan los recursos de cómputo con que cuentan instalando en ellos software de videoconferencia para hacer uso donde estén y no precisamente en salas específicas– son adoptadas poco a poco por los proveedores IT, brindando a las empresas nuevas opciones de inversión, acorde a sus necesidades.

Según dijo la entrevistada, se estima que las comunicaciones unificadas (incluyendo videoconferencia) crezcan a ritmos de doble dígito entre 2013 y 2017, con un promedio acumulado del 10%. Gartner, por su parte, vaticina que para 2015 más de 200 millones de trabajadores a nivel global realizarán videoconferencias desde sus escritorios con soluciones corporativas.

Es, pues, un renovado mercado en el que los proveedores IT están participando con todo, y el canal debe tomar nota de ello para hacerse de su rebanada del pastel.

La oferta está candente.

Además de contar con diversas soluciones a gran escala  como las salas de videoconferencias y los más recientes sistemas de telepresencia, que proveen una experiencia inmersiva–, Avaya maneja una solución personal que implica sacar las herramientas de espacios dedicados específicos, y entregarlas a donde estén los usuarios.

Para Víctor Palomo, arquitecto senior de Soluciones de Videoconferencia de la firma para Latinoamérica, esto es lo más popular actualmente, ya que se trata de equipos dedicados de videoconferencia al escritorio, la tablet o el smartphone, entregando la misma calidad de imagen y los mismos servicios que se proveen en sofisticados equipos de sala.

En su visión, el modelo es sumamente conveniente ya que, para la empresa, los costos por usuario se minimizan al reutilizarse herramientas que se tienen ya, como la misma PC, y para el usuario, consiste en una solución simple que sólo requiere una conexión a internet así como la instalación de la herramienta en la computadora o dispositivo móvil.

De acuerdo con Palomo, ocho de cada 10 empresas están interesadas en Scopia, la herramienta de Avaya para videoconferencia personal pensada fundamentalmente en la PyME. “Gracias a esta nueva tecnología, hemos pasado de un esquema específico para sectores como educación y finanzas a otro totalmente abierto, debido a la simplicidad de este modelo.”

Al igual que Avaya, que trabaja con algunos distribuidores para integrar el servicio de videoconferencia en la Nube, hay otros proveedores, como AVer Information y OIGAA Meeting, optando también por este modelo que, a decir de Karl Dahlin, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de AVer Information, “reduce costos y elimina la necesidad de experiencia interna en tecnología”.

En su opinión, asimismo, las innovaciones móviles están ayudando también a impulsar el panorama de la videoconferencia: “Por ejemplo, las nuevas generaciones de gadgets ya soportan video HD, y los servicios móviles desarrollados recientemente para el intercambio de contenidos en tiempo real (de documentos a gráficos) están transformando las video-reuniones en sesiones interactivas que impulsan la productividad”.

Polycom también está empujando fuertemente por bajar sus soluciones históricamente enfocadas en salas de videoconferencia o telepresencia inmersiva, hacia dispositivos de todo tipo, desde PC hasta tablets y smartphones.

Entrevistado por Boletín de la Computación José Padilla, su gerente de Preventa, dijo que para la PyME cuentan con Virtual Edition, solución basada en software y virtualizable, que se puede instalar en la propia infraestructura del cliente o bien en la Nube. Asimismo, se creó Group 300, solución de sala de videoconferencia de configuración básica y económica pensada específicamente para este sector.

Pero ahí no concluye la oferta: el proveedor acaba de lanzar RealPresence One, oferta integral que incluye software virtualizado de la plataforma RealPresence, clientes de vidy servicios de colaboración de contenido y video, que acerca de forma virtual todas las aplicaciones de video de Polycom mediante una suscripción.

La idea es incrementar su base de usuarios de pequeña y mediana empresa, según explicó Luis González, gerente de Canales de Polycom, para lo cual este año la firma también está implementando una estrategia que consiste en llegar a ciertas geografías del país mediante canales locales con cobertura en un radio de cinco o más estados, con experiencia en esta industria. “Posicionaremos sobre todo Group 300, y nuestra meta es duplicar los resultados de 2013”, señaló González aunque no dio a conocer tales resultados.

También hay, por supuesto, otros proveedores en este terreno, entre los que destacan Cisco, Citrix, Logitech y Microsoft.  El mercado promete y está en plena expansión. No es gratuito que Global Industry Analysis estime que para el año que viene esta tecnología alcanzará nada más y nada menos que $10,800 millones de dólares en ventas a nivel mundial.

 

Visto 71936 veces Modificado por última vez en Jueves, 31 Mayo 2018 11:54
Inicia sesión para enviar comentarios