Switches preparados para crecer

Además de permitir un buen desempeño de la red, un switch para videovigilancia forma parte de una infraestructura que debe ser planeada para varios años.
Dado que es un componente central en el desempeño de las redes, el buen funcionamiento del switch es vital en una solución de videovigilancia. De ahí que los expertos consultados recomienden aquellos capaces de entregar energía eléctrica vía Ethernet (PoE) a las cámaras y los sistemas de grabación.

En opinión de Adrián Díaz, Ingeniero en Networking de Syscom, es deseable que las redes de videovigilancia IP puedan emplear nuevas tecnologías de cámaras a medida que llegan, sin necesidad de reemplazar la infraestructura de red. “Para lograrlo se requiere desplegar una red con switches PoE+, no escatimar en ancho de banda y estar preparado para IPv6.”

Además, “hay que tomar en cuenta que no todas las cámaras que soportan ese estándar consumen la misma cantidad de energía, por lo cual es necesario saber cuál es el consumo total requerido”, explicó Carlos Aldeco, Director de Ventas de Linksys México.

Para Víctor Hugo Bravo González, Product Manager de NetGear/QNAP, es deseable que también incluyan características como QoS y capacidad para crear redes virtuales (VLAN).
 

Facilidad de instalación y potencia

Con respecto a las características que hacen diferentes a estos switches de los usados para redes de datos, Díaz aseguró que para los sistemas de videovigilancia IP lo principal es el power over Ethernet (PoE), que ha simplificado el proceso de instalación de las videocámaras. “Dado que la alimentación de la cámara se entrega a través del cable de datos, no es necesario usar otro cable por separado.”Aldeco comentó que “un switch capa 2, según el modelo OSI, es el idóneo para videovigilancia, porque existen dispositivos que ofrecen desde 8 hasta 24 puertos puertos gigabit, más dos tipo SFP para fibra. Esto permite generar subredes llamadas VLAN para segmentar la red en grupos y proporcionan el ancho de banda necesario para la videovigilancia, sin dejar de lado el resto de la red. Podemos decir que el equipo ideal es el que tenga mayor potencia PoE”. 

A prueba de crecimiento

Díaz refuerza la idea: “el estándar PoE(802.3af) original proporciona 15 watts de potencia a través de un cable Ethernet. Sin embargo, las capacidades integradas en las cámaras de video han avanzado con el tiempo. Se han mejorado las acciones de zoom, desplazamiento e inclinación, se han agregado limpiaparabrisas y otras cosas, por lo que 15 watts ya no es suficiente para alimentar todas estas funciones. Por lo tanto, se ha definido un estándar más alto, denominado PoE+(802.3at), que proporciona 30 watts de potencia”.
 
Y advirtió que a medida que las cámaras continúan siendo más capaces, PoE se volverá obsoleto y PoE+ será cada vez más el estándar mínimo esperado. Incluso si una red no necesita PoE+ hoy, tiene sentido instalar switches con capacidad PoE+, para proporcionar una infraestructura que soporte estas mejoras en los próximos años.
 
Esta entrevista forma parte de la edición 30 de la revista especialziada Seguridad TI e infraestructura, una publicación bimestral con distribución en toda la República Mexicana. Para leer el texto completo, consulta el siguiente link: https://bit.ly/2Uj4q9z
Visto 218 veces Modificado por última vez en Lunes, 01 Abril 2019 18:32
Inicia sesión para enviar comentarios