El tailgating o “uno para todos” en el control de acceso

Boon Edam Inc. realizó a finales de 2014 una encuesta interna respecto al problema del ingreso a los edificios de más de una persona con una sola identificación.

Ciudad de México. La compañía pidió a más de 3.000 contactos de su base de datos de usuarios finales, consultores de seguridad e integradores, que compartieran sus percepciones sobre el riesgo que corrían al permitir el ingreso a sus instalaciones de más de una persona con una sola identificación. La encuesta consistió en ocho preguntas de selección múltiple con posibilidad de hacer comentarios en ciertas preguntas.

Los siguientes fueron algunos de los hallazgos más interesantes de la encuesta:

• Partiendo de la cobertura en los medios de los últimos diez años, la mayoría de los encuestados cree que las violaciones a la seguridad derivadas de esta práctica se mantienen en el mismo nivel o van en aumento.

• Más del 70 por ciento de los encuestados cree que actualmente son vulnerables a una violación de la seguridad derivada de esta práctica.

• Más de la mitad de los encuestados consideran que el costo de una violación a la seguridad ocurrida a consecuencia de esta costumbre va de 150.000 dólares hasta un costo que consideraron "incalculable".

• Más del 70 por ciento de los encuestados piensa que una barrera de algún tipo es la manera más efectiva de reducir esta amenaza, y más del 60 % reportó que usa una barrera de seguridad física, así como capacitación a los empleados.

• Sólo el 15 por ciento de los encuestados aseguró estar actualmente rastreando de forma regular incidentes de ingreso de personas no autorizadas.

La mayoría de los encuestados parece tomar muy en serio la práctica de permitir el ingreso de más de un usuario con una sola identificación y los riesgos que conlleva, y aseguraron estar implementando distintas estrategias para combatirla, pero se siguen considerando vulnerables al respecto.

"Nuestra encuesta arroja serios indicios de que el nivel actual de seguridad en la mayoría de instalaciones se percibe como insuficiente para detener por completo esta práctica", comentó Mark Borto, director general de Boon Edam. "Dado que la mayoría de los encuestados considera que la amenaza es real y que sus consecuencias pueden resultar muy costosas, esto demuestra claramente que no se está satisfaciendo dicha necesidad. Por consiguiente, es muy probable que en las consideraciones presupuestarias del futuro figuren inversiones para evitar que ingresen personas no autorizadas o para aumentar el nivel de la seguridad física".

Si desea saber más, consulte www.boonedam.com
Visto 2218 veces Modificado por última vez en Lunes, 25 Septiembre 2017 13:38
Inicia sesión para enviar comentarios