La encriptación como negocio

De manera cotidiana utilizamos la criptografía: al revisar el correo electrónico, hacer compras por internet o realizar movimientos bancarios, pero ¿qué es y cómo puede mejorar las ventas del canal?
La información es hoy, tal vez, el patrimonio más importante para personas y organizaciones. Protegerla es cada día más vital, y una de las mejores herramientas para ello es la criptografía, tecnología que además puede dar al canal el diferenciador para triunfar en el competido mundo TI.
 
“La encriptación es una técnica usada desde hace mucho tiempo para mantener la información segura y ocultarla de personas ajenas al mensaje. En la antigüedad era utilizada por reyes para enviar mensajes a sus generales y en la Segunda Guerra Mundial se usó mediante una máquina alemana llamada Enigma. Hoy es ampliamente utilizada en el mundo de las comunicaciones digitales, rememoró Víctor Reyes Jiménez, Subdirector de Operaciones de Access Quality (ElectroData).
 
En la criptografía se utilizan algoritmos, procesos matemáticos que hacen que la información sea ilegible para las personas a simple vista. “Existen muchas herramientas en el mercado. Elegir alguna dependerá del tipo de información que deseas proteger. Hoy el dato vive en un ecosistema muy complejo, desde el lugar donde vive, ya sean servidores físicos o virtuales, los grandes contenedores de información (storage), la nube… o cuando la información se mueve de un punto a otro. La protección debe darse durante todo el ciclo de vida de la información; desde que se crea, se distribuye, utiliza, deja de ser útil y debe ser destruida”, explicó Roberto González, Gerente Regional de Ventas Enterprise and Cibersecurity de Gemalto.
 
encriptacion 2
 
 
Dinero y reputación
Todos somos usuarios de estas tecnologías. “Existe un sinfín de páginas y aplicaciones que utilizan la encriptación sin que nos demos cuenta; los encargados de establecer y mantener el canal criptográfico son las empresas que ofrecen los servicios web, banca electrónica, video streaming, telefonía IP, entre otras”, agregó Reyes.
 
Si bien en un principio el uso de estas tecnologías tenía fines bélicos por parte de los gobiernos para proteger sus comunicaciones, expuso González, hoy el sector financiero es uno de los que más utilizan este tipo de herramientas “para proteger tanto datos como comunicaciones delicadas que implican dinero y reputación”.
 
 
 
Este reportaje fue publicado en la edición impresa de la revista Videovigilancia y Control de Acceso, año 33, número 392, octubre de 2018. Para conocer el contenido completo, consulta la versión digital en: https://bit.ly/2QOWtU7
Visto 160 veces
Inicia sesión para enviar comentarios